IMPORTANTE: Sólo usuarios registrados pueden comprar en nuestra tienda. Por favor, regístrate para poder comprar.


Síntomas de falta de energía en cada sexo
según la Medicina Oriental Taoísta

SÍNTOMAS EN LA MUJER
(debidos a una inadecuada alimentación)

Por falta de energía vital y energía YANG

 Por faltar ENERGÍA VITAL:

Cansancio, nerviosismo, angustia, ansiedad, debilidad general, insomnio o sueño excesivo, falta de concentración, inseguridad, timidez, sensibilidad excesiva, falta de deseo sexual, disminución de la visión y de la audición.
Trastornos de la digestión, diarrea, inapetencia o apetito excesivo.
Dolor en la espalda y abdomen, fibromialgia.
Frío, molestias en la garganta, mucha flema, gripes frecuentes.
Inmunodepresión (defensas bajas), hiperglucemia.
Arrugas y envejecimiento prematuros, etc.

Por faltar ENERGÍA YANG:

Caída del pelo, manchas oscuras en la cara, dientes negros, pecas, uñas frágiles.
Dolor en la boca del estómago, sabor amargo en la boca, problemas de intestino, estreñimiento, hinchazón, alergias alimenticias.
Obesidad en: vientre, cintura, caderas y cuello.Diabetes.
Molestias en los ojos, zumbidos en los oídos, vértigo, mareo.
Desarreglos hormonales, de menstruación irregular, matriz, ovarios, mamas, vagina, dificultad para la concepción.
Enfermedades de los riñones, vejiga, infección de orina, dolores renales y en el bajo vientre, mal olor corporal.
Dolores articulares de las caderas, los codos y los tobillos, cervicales, osteoporosis.
Problemas de garganta, hígado, vesícula, hepati
Dificultad en la memorización, anorexia, cambios de humor repentinos, enfados, tendencia a gritar, miedos, pesadillas, irritabilidad, etc.

SÍNTOMAS EN EL HOMBRE
(debido a una inadecuada alimentación)

Por faltar energía vital y energía YIN

Por faltar ENERGÍA VITAL:

Cansancio, nerviosismo, angustia, ansiedad, angustia, exceso de sueño, inapetencia o apetito excesivo, debilidad general, inmunodepresión (defensas bajas), disminución de la visión y de la audición, falta de concentración, inseguridad, hipersensibilidad, hiperactividad, arrugas y envejecimiento prematuro, cambios repentinos de tensión arterial, etc.
Dolor de hombros, pecho, espalda y articulaciones.
Sudor excesivo, frío, Problemas en la garganta, mucha flema, gripes frecuentes.

Por faltar ENERGÍA YIN:

Afecciones pulmonares, bronquios, tos. Infecciones en general.
Problemas de riñones, próstata, vejiga.
Debilidad en el estómago, bazo, páncreas, intestino grueso, diarrea o estreñimiento, vómitos, úlcera de estómago, obesidad en vientre, estómago y cintura, alergias alimenticias.
Lumbalgia, hernia discal, dolor de cabeza en la frente y nuca, muñecas, rodillas, tobillos.
Caída del pelo, halitosis (mal aliento), dermatitis, problemas en la piel y oídos, debilidad dental.
Hepatitis, diabetes, colesterol.
Varices, tensión alta, hemorroides, embolias,
Falta de deseo sexual, impotencia (hipoespermia), eyaculación precoz.
Tristeza, miedo, pérdidas de memoria, vértigo etc.

SÍNTOMAS GENERALES EN EL HOMBRE Y LA MUJER
POR UNA EXCESIVA FALTA DE ENERGÍA VITAL

Por una excesiva falta ENERGÍA VITAL:

Cansancio crónico, sueño excesivo, nerviosismo, ansiedad, angustia, inseguridad.
Epilepsia, convulsiones, escalofríos, migraña o jaqueca, mareo, desmayos, hiperactividad mental, locura, Alzheimer.
Ojeras muy oscuras, continuo mal estado general sin mejoría aparente.
Temblor, mucho frío, dificultad respiratoria, asma, soriasis.
Dolor en las articulaciones de los hombros, hormigueos en manos y pies, ciática, parálisis corporales, fibromialgias, artritis, reumatismo, Parkinson.
Inapetencia o excesivo apetito, estreñimiento o diarrea, anorexia o bulimia, hiperglucemia, cólicos, náuseas, obesidad general.
Trastornos de la menstruación, menopausia.
Nudo y problemas en la garganta, bocio, tiroides.
Hinchazón de la manos y pies, embolia, sudor excesivo, hipertermia (fiebre alta), taquicardia, arritmia, hipertensión.
Piedras en los riñones y la vesícula, incontinencia urinaria y rectal. Ineficacia de los tratamientos médicos, quistes, cáncer, enfermedades crónicas, cuando no existen razones medicas aparentes que originen las enfermedades, virus, etc.

Nuestro blog

No hay publicaciones

PayPal